Una tarde estupenda de juegos y risas en el parque, es la mejor manera de captar la esencia de los peques, de que se muestren tal y como son y de que nos regalen esas expresiones y esas sonrisas que queremos atesorar para siempre.